Vinos Premium: las joyas de la Corona

entrecopas

Alma Viva

Vinos íconos:

Las joyas de la corona

Así como hay grandes bandas musicales, edificios emblemáticos y autos de colección, también hay etiquetas súper premium. Como todo concepto, hay defensores y detractores detrás de él. Lo cierto es que el segmento creció, pero el término acabó por distorsionarse. ¿Qué significa hoy ser un vino ícono?

Como nunca, el vino chileno ha tenido buena prensa nacional e internacional. Lo más bullado, el paso del crítico estadounidense James Suckling por nuestro país y los primeros 100 puntos para una etiqueta chilena: Viñedo Chadwick 2014, un Cabernet Sauvignon del Maipo Alto y cuya botella bordea los $ 200 mil.

Hoy, la mayoría de las viñas chilenas cuentan con algún vino ícono, y la que no lo tiene, es muy posible que esté madurando la idea. Es una forma de materializar el estatus, pero también de mostrar lo mejor de la bodega.

Sin embargo, el sentido de tener un vino ícono se ha ido distorsionando. Muchas veces el producto se queda sólo en una imagen. Un ícono debería ser un símbolo, un emblema de lo que quiere transmitir una viña.

Quiérase o no, el precio se torna en discusión. ¿Por qué debería gastar $ 50 mil o más por una botella? Detrás de un vino de ese valor hay asociados conceptos de marca, posicionamiento y también historia. La pregunta cae de cajón: ¿Y valen la pena? Eso, finalmente, depende de cada uno. El vino es un tema de apreciación personal. Un buen ejercicio es comprar entre varios. Descorchar, probar y comparar. En algunos casos el éxito de un ícono o súper premium depende de las evaluaciones de los mismos consumidores y no de una estrategia de marketing.

No es coincidencia que en la lista de vinos catados el Cabernet Sauvignon sea la variedad dominante. Del Valle del Maipo, y específicamente la zona de Maipo Alto, vienen algunos de los tintos más elegantes de Chile. Los viñedos de Cabernet ubicados hacia el este, cercanos a la precordillera e influenciados por el río Maipo, han logrado establecer una personalidad que se transmite en cada botella.

Almaviva
Almaviva 2013
Recuerdo perfectamente la cosecha 1996 de Almaviva, un estreno único para un vino chileno, que se hacía en conjunto con Mouton Rothschild, uno de los Premier Cru Classé de Burdeos. Almaviva sigue interpretando de gran manera uno de los mejores terroir (quizás el mejor) para el Cabernet en Chile. Aquí hay fruta golosa con un gran fondo de acidez.
» $ 125.000
» Cabernet Sauvignon/ Carmenère
» Valle del Maipo, Puente Alto

El Principal
El Principal 2013
Es un vino maduro, con fruta negra, chocolate negro y cassis. Además de Cabernet Sauvignon, hay un pequeño porcentaje de Petit Verdot, que le aporta complejidad. Pirque es otra zona precordillerana y esa influencia se siente en una nariz especiada con notas mentoladas. Para la historia: la primera vendimia de El Principal fue en 1999.
» $ 99.000
» Cabernet Sauvignon
» Maipo Andes, Pirque

Bougainville
Santa Rita 2012
No hay muchos vinos que se etiqueten con esta variedad. Si bien es de origen francés, encontró éxito principalmente en California, Estados Unidos. Bougainville es un tinto maduro, explosivo en boca, con notas a ciruelas, guindas al licor y chocolate negro.
» $ 75.000
» Petite Sirah
» Valle del Maipo/Alto Jahuel

Don Melchor
Concha y Toro 2012
Cuando se termine la cosecha 2017, Don Melchor habrá cumplido también 30 años. Pegado a la cordillera está este viñedo en Puente Alto, que le ha dado una identidad única al Cabernet chileno. Es un vino que seguro ganará complejidad con los años. El frescor de este 2012 se siente en el carácter herbáceo y especiado.
» $ 85.000
» Cabernet Sauvignon
» Puente Alto Vineyard

Futa
Calcu 2009
Esta es la primera cosecha del súper premium de Calcu. Nariz limpia con notas a polvo y cenizas. Es un vino elegante y austero, algo poco usual para un valle de donde vienen algunos de los tintos más potentes de Chile. Futa viene de Marchigüe, una zona más cercana al mar, por lo tanto, más fresca y ventosa.
» $ 50.000
» Cabernet Sauvignon
» Valle del Colchagua

Lázuli
Aquitania 2011
Es un tinto esencial para entender la zona del Maipo Alto y específicamente Macul. Lázuli es parte de la legión de los Cabernet Sauvignon más elegante que se producen en Chile. Y lo mejor de todo es que tiene un precio bastante accesible.
» $ 32.000
» Cabernet Sauvignon
» Valle del Maipo

Pinot del Cerro
Casablanca 2014
Usando las uvas que provienen de la parte más alta del viñedo Nimbus Estate, algunas plantadas en pendientes de hasta 70°, Viña Casablanca estrena su premium, un 100% Pinot Noir. La bodega tuvo un mayor trabajo de selección, debido a las heladas que cayeron en septiembre de 2013. Un proyecto que va encontrando sus ajustes.
» $ 50.000
» Pinot Noir
» Valle de Casablanca

Luis Pereira
Santa Carolina 2012
Uno de los buenos estrenos para el vino chileno en 2015. Un antiguo viñedo, una cosecha más temprana y una guarda en grandes fudres, sin la influencia de la madera. Resultado, un vino fresco, con buena acidez, donde se equilibran las notas frutas rojas vivas y herbales. Un tinto hecho a la antigua.
» $ 90.000
» Cabernet Sauvignon
» Valle Central