La Bodega


Ubicada en Puente Alto, esta bodega fue diseñada por el arquitecto chileno Martín Hurtado. Construida en 1998 e inaugurada en el año 2000, es reconocida por la perfecta integración de la estética de su diseño con su funcionalidad.

Para su construcción se usaron maderas nativas desde el sur de Chile, integrándola con el típico paisaje chileno del Valle Central. Su decoración interior está inspirada en los pueblos nativos de Chile mediante el uso de símbolos y artefactos representativos de la cultura mapuche.

Cosecha


Los racimos de uvas son cosechadas en pequeñas cajas de 10 kilos, en las cuales son transportados hacia la mezzanina o segundo nivel para ser seleccionados manualmente.

Una vez despalilladas y ligeramente abiertas para liberar el jugo, las uvas son trasladadas por el solo efecto de la gravedad desde el área de recepción hasta los estanques de vinificación que se encuentran en el primer nivel.

Vinificación


Compuesto de dos salas provistas de estanques de acero inoxidable adaptados al tamaño de cada cuartel de la viña, el sector de vinificación es donde se realiza la maceración y la fermentación alcohólica.

Primero el mosto es enfriado, dejando el jugo en contacto con el hollejo con el fin de extraer su rico color y aroma. Luego se aumenta la temperatura en cada uno de los estanques, para permitir el desarrollo de la fermentación alcohólica y de la maceración final.

La fermentación maloláctica toma lugar espontáneamente antes o después de que el vino es trasegado por gravedad de los tanques de acero inoxidable a las barricas de encina francesa.

El hollejo y pepas son trasladas a las prensas verticales, de donde se obtiene un vino llamado de prensa. Este vino es agregado en pequeñas proporciones por el enólogo a la mezcla final de Almaviva.

Grand Chai


El impresionante diseño arquitectónico del Gran Chai crea una forzada perspectiva y sensación de profundidad debido a que la vista se extiende en dirección a las viñas, el lugar de nacimiento de los vinos criados en este lugar.

Después de la maceración en los estanques, el vino es trasegado a barricas nuevas de encina francesa. Para tapar éstas, se usa el tradicional tapón de vidrio, el cual facilita la operación de relleno de las barricas.

El vino en barrica se mantiene en el Grand Chai por aproximadamente 10 meses, antes de ser trasladado a la sala de barricas de segundo año.
Después de 6 a 8 meses de guarda en esta segunda sala, el vino es filtrado con clara de huevo, luego devuelto a los tanques de acero inoxidable, para posteriormente proceder con el embotellado.

Sala de Embotellado


Las botellas son sometidas a un lavado estrictamente controlado antes de ser llenadas y tapadas con corchos naturales de primera selección.

El vino se guarda en botellas varios meses antes de ser enviado a los Negociants de Bordeaux desde donde es distribuido hacia todo el mundo.
Poco tiempo antes del despacho del vino en cajas de madera, las botellas son etiquetadas y encapsuladas.